viernes, 19 de junio de 2009
Justo cuando la luz se fuga
y viene a acompañarnos la Luna,
nuestras almas se mezclan en una
y nos bendice la fortuna.

Qué manera de crear ríos, frenéticamente estricta y con sentido, creo que esos no deberían llamarse ríos sino... Canales, pues un rio puede desbordarse en cualquier momento, un rio va por donde le ha dado la gana, un rio es completamente libre y lo más importante es que no es una invención del hombre, es un sentimiento que fluye y su único objetivo es llegar a tu corazón, a tu ser, robar tu atención y nombrarte su mar, su todo, su océano entero.

2 comentarios:

[fa] dijo...

Adiú!

la MaLquEridA dijo...

Y luego?

qué estás esperando?

no te entiendo...

es más, nunca te he entendido...