lunes, 8 de diciembre de 2008
Estába yo sobre la almohada pensando antes de dormir y me... nos imaginé, en esa comida que nos debemos. Te pedí una foto caprichosa (yo la tomo y tú te quedas quieta), accedíste y le robé un beso a tu mejilla coordinando con el flash.







Sonreíste.







Al despedirnos me pedíste una foto caprichosa, sin dudarlo accedí, te expliqué cómo coordinar con el flash y le robaste un beso a mis labios.







Pinche imaginación, cómo te gusta jugar conmigo.

8 comentarios:

NTQVCA dijo...

Bueno, sin imaginación, yo sonreí cuando leí tu post.

Isabela dijo...

Ayer que paseaba por el parque España había un sujeto que vendía "caprichos" si hubíeras estado cerca le hubiera pedido dos para llevar y la foto nos hubiera salido gratis... lastima que estabas lejos, lastima que estabas en otro sueño.

saluditos estrujados con cereza sin palito de donde poder sujetar. jijiji

CállateTú dijo...

¡Pinche imaginación, le gusta jugar con todos!

Jolie: dijo...

en un flash back a mi me robaron un beso... pero no recuerdo cual me gusto mas.. si el de la mejilla o el de los labios... ja

MixiFabi dijo...

yo siempre pense q uno tiene riesgo a kemarse las manos xq estan mas cerca de los utensilios q utilizas al cocinar ... weeno cada uno con sus cosas^^

sigue imaginando^^

saludos^^

Adrián dijo...

¡Ahora con el taquero y luego con el panadero!


El lechero ya no por que es re-llevado.

[fa] dijo...

Nos debemos unas fotos, sonrisas y sueños por cumplir... juntos, una noche de despedida junto al mar y algunas miradas sin hablar.

Si no llegas, sabré que las fotos, las sonrisas y los sueños se han quedado bajo las olas del mar, de ese mismo donde empezó todo, sin hablar.

la escondida mentirosa debajo de la mesa dijo...

dicen que las fotografias se roban tu alma, yo le tome cincuentamil retratos y aun asi al final me quede sin nada